¿Cómo sanar un corazón roto?


Todos en mayor o menor medida, hemos tenido el corazón roto que es una sensación de tristeza, amargura, desilusión, vacío o dolor.  Esta sensación de perder algo importante, puede darse en diversas situaciones y no sólo en las amorosas. Puede ser desde perder una amistad muy querida, un trabajo, el cambiar de residencia o deberse a un amor no correspondido, la separación de una relación importante o un divorcio, hasta la muerte de un ser querido quedando una profunda sensación de desesperanza.

Pensamos que las cosas ya no van a cambiar, que no podremos encontrar un trabajo nuevo, que no volveremos a tener pareja y que nos veremos condenados a un fracaso inminente.  Uno de los procesos naturales al enfrentar una situación traumática es negar lo que nos sucede, crear barreras, el decirnos que la culpa es de otros, que nadie merece nuestro cariño o que no nos han valorado lo suficiente en el mundo laboral, esta actitud solo nos ata a una rueda de frustración y nos paraliza.

Date la oportunidad de transitar por el dolor que te causa esa separación, de reconocer tus emociones y pregúntate que puedes aprender de lo que esta sucediendo. No podemos cambiar los hechos pero si la actitud con que enfrentamos lo que nos sucede.  Recordemos que la vida está en constante evolución al igual que nosotros, que lo que nos ha pasado a pesar de lastimarnos, son eventos que podemos superar. Por dolorosas que sean estas experiencias, siempre se puede volver a empezar y construir una vida que para nosotros sea más que satisfactoria.

• Despídete del pasado. Deja la historia de lo que pudo haber sido y no fue, recuerda que para que llegue la persona, el trabajo o la situación adecuada debes tener la capacidad de ver la oportunidad y eso se logra abriendo la puerta a lo nuevo.

• Ocupa tu tiempo para no pensar en el pasado. Establece metas y acciones que te lleven a lograr lo que deseas, el ocio nos lleva a la depresión.

• No todos o todas son iguales. Conoce personas nuevas, crea redes sociales que te fortalezcan y te lleven a situaciones diferentes.

• Pon atención en tu salud física y emocional. 

• Se tolerante y acepta la realidad como es. Esto te dará la fortaleza para emprender nuevos caminos. La manera más inteligente de salir de un dolor emocional, es enfrentándose sanamente. Cuidándote, aceptando, abriendo nuevas puertas y dejando que el dolor se vaya debilitando con el paso de los días. Así la separación te dará unas herramientas y un aprendizaje, que habrán contribuido a tu desarrollo personal y al refuerzo emocional en tu vida.

Compartir :
Publicaciones relacionadas